Paul

001

 

 

002

 

 

003

 

 

009

 

 

pompas

 

 

011

 

 

004

 

 

04

 

 

Paul_04

 


PAUL (work in progress)

La saturación de imágenes a la que estamos asistiendo en nuestra sociedad afecta de un modo especial a nuestra identidad. La tecnología y las redes sociales han configurado un sistema que no sólo no ha ayudado a la individualización de los rasgos particulares de las personas sino que ha acentuado su homogeneización.

Las fotografías de este proyecto exploran, desde el ámbito tradicional del retrato, la subversión de la identidad y la aparición de lo siniestro bajo la superficie visualmente pulida de la realidad. De ahí que los entornos sean neutros e impersonales, a veces indefinidos y abstractos, en los que el personaje llega a mimetizarse. Esos lugares tienen en común el hecho de ser escenarios tópicos de una sociedad de consumo: un gimnasio, un supermercado o la propia vivienda. Por ello los espacios representados carecen de horizonte, son planos y cerrados, independientemente de si son exteriores o interiores. Son espacios vacíos, neutros y homogéneos; son espacios sin identidad.

Los personajes no miran a cámara permitiendo que al observador le sea menos violento mirar y observar. Las escenas tienen una falsa naturalidad, un sesgo teatral, ya que todo lo que aparece en la imagen está ahí para ser visto.

Los personajes parecen suspendidos en el tiempo, acentuando su carácter inmóvil y mecánico, ajenos a lo que sucede a su alrededor.  Se trata de escenarios donde la luz brilla las 24 horas del día, representando el estándar del 24/7 de la sociedad actual: siempre dispuestos, siempre productivos.

Otro de los elementos fundamentales en este trabajo es la utilización del color que, al igual que los espacios, apoya la idea de homogeneidad y neutralidad, esto es de alienación. Por lo demás, los colores tienen una carga simbólica. El contraste entre el color rosa (símbolo de feminidad, infancia y juventud) y el negro (su contrario psicológico, representado en los ojos delirantes y perturbadores de los fotografiados), incide en corromper la atmósfera naif permitiendo que nazca en el observador una sensación incómoda y perturbadora.

En este proyecto hay dos narraciones que discurren paralelas. Una creada que es la que la imagen nos muestra y otra más simbólica y subjetiva que tiene que ver con lo que no se dice explícitamente pero que puede deducirse por el uso del espacio, el color y el lenguaje corporal de los personajes. Es ésta segunda narración el verdadero mensaje del proyecto. Ambas narraciones, fragmentadas, simbólicas y ficticias, son una ventana a un mundo de personajes ajenos, que sin duda representan y reflejan una parte de nosotros mismos a nivel individual y social. Estas fotografías son espejos simbólicos de nuestro momento social y cultural y quizás una premonición futura.

Sigue a Paul a través de su instagram personal @world_of_paul